“Yo iba a ser la siguiente víctima”, el miedo que reina en la mujeres de Ecatepec

Una veintena de mujeres y niñas lloran y rezan frente al altar improvisado en medio de una avenida en Ecatepec. El memorial, que surgió de manera colectiva y espontánea, pide justicia para las mujeres que se cree murieron a manos del ahora conocido como "Monstruo de Ecatepec" y su pareja.

0 272

-Anuncio -

Agencia
Una veintena de mujeres y niñas lloran y rezan frente al altar improvisado en medio de una avenida en Ecatepec. El memorial, que surgió de manera colectiva y espontánea, pide justicia para las mujeres que se cree murieron a manos del ahora conocido como “Monstruo de Ecatepec” y su pareja.”Estoy aquí porque sé que la muerta podría haber sido yo. O mi hija. O cualquiera de nosotras. Aquí nadie está a salvo”, dice a BBC Mundo Rafaela Adame, una de las mujeres que enciende una veladora.

Ecatepec, un municipio conurbado a la Ciudad de México, donde los feminicidios son tristemente frecuentes, se ha conmovido con la noticia de que allí se detuvo la semana pasada al que, de comprobarse sus crímenes, podría ser el mayor asesino serial en la historia de México.

El miedo se siente en el ambiente. Los parques y sus juegos infantiles están desiertos, las miradas que se cruzan en la calle son de desconfianza. Los padres no dejan salir a sus hijos solos.

El presunto feminicida, llamado Juan Carlos, de 38 años, utilizaba a su esposa, Patricia, de 44, como señuelo. Ella era quien invitaba a mujeres jóvenes a su residencia, un cuartucho de servicio en la azotea de una casa azul de dos pisos, en Jardines de Morelos.

Juan Carlos y Patricia

EPA

Juan Carlos y Patricia están acusados de cometer decenas de crímenes en Ecatepec, México.
Las mujeres iban para comprarles los quesos, la ropa importada o los perfumes que vendían.

Una vez allí, las mataban y las descuartizaban en el baño.

“Perfectamente normal”

El número de víctimas no está claro aún, pero Juan Carlos confesó haber matado a 20 mujeres, según la fiscalía. De 10 de los crímenes dio detalles minuciosos.

El homicida confeso podría padecer sicosis y su pareja retraso mental, según los análisis sicológicos. Sin embargo los vecinos entrevistados por BBC Mundo los califican como “gente perfectamente normal”.

En un video que se filtró a las redes sociales y a los medios, el hombre dice al perito durante su confesión: “Si salgo voy a seguir matando mujeres”.

“Por el odio que les tengo”, cita entre los motivos. Entre las razones de ese profundo rencor está una ruptura amorosa que lo dañó. “Si yo no soy feliz, nadie lo va a ser“, dice.

También, relata que a los 10 años fue abusado sexualmente por una mujer con quien su madre lo dejaba encargado. Además, su madre tenía relaciones sexuales enfrente de él con hombres distintos a su padre.

-Anuncio -

Comentarios
Loading...