Rememoran Paoly Perera y organismos de auxilio el 19 de septiembre de 1985.

Es una fecha que motivó la solidaridad de los mexicanos y autoridades para responder a una emergencia, aseguró Bernardino Suaste orador oficial de este acto

0 150

-Anuncio -

Felipe Carrillo Puerto.-Es una fecha que motivó la solidaridad de los mexicanos y autoridades para responder a una emergencia, aseguró Bernardino Suaste orador oficial de este acto.

           Rindiendo un homenaje a las víctimas del terremoto ocurrido el 19 de septiembre de 1985 y reconociendo el arrojo y encomio de las personas que ayudaron desde diferentes lugares y áreas a enfrentar esa tragedia ocurrida hace 33 años, la presidenta municipal Paoly Perera encabezó una ceremonia con ese motivo desarrollada en el parque central “Ignacio Zaragoza” de esta esta ciudad.

Con la presencia de personal de Protección civil, militares  y corporaciones de ayuda y auxilio en casos de contingencia, la presidenta municipal encabezó ese acto en el que rememoraron la tragedia que enlutó a los hogares mexicanos y que puso a prueba la solidaridad y apoyo que caracteriza a la ciudadanía cuando se trata de enfrentar duras pruebas que afectan el tejido y entramado social en general.

Paoly Perera estuvo acompañada en ese evento por Martín Saucedo Aviléz, Director Municipal de protección Civil y su personal, así como elementos de  agrupaciones de apoyo en caso de emergencia, escucharon al regidor quien recordó esa fecha en la que como uno solo, hombres y mujeres se unieron para responder a la emergencia creada con motivo del terremoto que devastó grandes zonas de México y cobró incontables víctimas señalando que a partir de ese día el país ya no fue el mismo, sin embargo; en aquella ocasión la voluntad ciudadana representó el potencial humano para solidarizarse con los miles de afectados, pérdidas humanas y materiales que significaron este desastre. La nación entera y países amigos contribuyeron para resarcir parte de estas pérdidas tangibles.

La inquietud de aportar como ayuntamiento un estudio realizado conjuntamente con la Uqroo, en el que fijamos responsablemente las áreas propicias a este tipo de fenómenos en nuestro municipio implica una prevención a tiempo, las experiencias sucedidas en chumpon, San Andrés y otras áreas inundables, además de los pueblos costeros, merecen la atención de su gobierno, por lo que contemplamos esa estrategia que facilite la coordinación y atención de acciones que permita prevenir, atender y apoyar los casos de emergencia que se presenten, dijo.

“Con la vida humana no se juega, y mucho menos con la dignidad de los hermanos damnificados. Un desastre no representa la oportunidad de vanagloriarse con el manejo de las prerrogativas inmediatas, sean ropas, comestibles, reparaciones, reconstrucciones y bienes familiares y productivos sino la prueba de fuego para medir el grado de respuesta y preparación de las autoridades”, afirmó el regidor.

-Anuncio -

Comentarios
Loading...